miércoles, 9 de mayo de 2012

Mind Revolution en la Noche Blanca 2012 de Avilés



























Mind Revolution participa en la Noche Blanca 2012 de Avilés:

* Presentación de la obra de sound-videoArt Gunkanjima dentro del proyecto "Videoarte en la Noche Blanca de Avilés (recorrido artístico-audiovisual por el casco urbano)", comisariado por Jaime Rodríguez. Plaza de Alfonso VI/Plaza de El sol (junto al palacio de Valdecarzana). 

* Música para la videoinstalación de César Naves Untitled. Plaza Santiago López.

Gunkanjima, sound and visuals by Mind Revolution
Untittled, visuals by César Naves, sound by Mind Revolution














Intervención sobre el Palacio de Valdecarzana. 
Sound & Visuals by Mind Revolution



Gunkanjima supone una exploración en los sonidos que quedan tras el abandono de los lugares y de los posibles recuerdos que permanecen; recuerdos sonoros de un mundo que ya no existe.

En la mayor parte de las casos, solamente la distancia es capaz de hacernos ver aquello que tenemos ante nuestro ojos. A través de esta obra queremos convertir las imágenes de la isla abandonada de Gunkanjima en paradigma de todas las comunidades que han vendido su pasado a cambio de un presente cómodo y un futuro incierto.

La utilización de imágenes de archivo está acompañada de una reflexión sobre su propia función. Manipulamos las originales, a la vez que incluimos la presencia de varias figuras, para sumergirnos en ellas intentando encontrar una respuesta a la historia oficial, buscando nuevos espacios de la memoria colectiva que devuelvan la voz a todos los recuerdos olvidados; necesitamos encontrar la reverberación última de los sonidos.

Siempre que se muere un lenguaje o un recuerdo se muere una forma de ver el mundo. Los drones que recorren Gunkanjima están parcialmente formados con la reverberanción del silencio de los lugares donde nacimos y crecimos. Es nuestro homanaje a lo que fuimos y a lo que todavía podemos llegar a ser.










Intervención sobre el Palacio de Valdecarzana
Mind Revolution, María Castellanos y David Martínez