martes, 12 de febrero de 2013

Gunkanjima































Gunkanjima representa una reflexión sobre los sonidos y los recuerdos que permanecen en los lugares que han sido abandonados.

El disco está formado por una única pieza de 16,40 minutos que se podría calificar de electrónica progresiva. A partir de un drone que incorpora ecos producidos en diferentes localizaciones abandonadas se van añadiendo sonidos de theremin, sintetizadores y demás instrumentos mientras se va desarrollando una estructura narrativa que requiere una escucha atenta y activa.

El tema fue originalmente creado para el Optica Festival de Videoarte 2011 en donde una primera versión se presentó en directo.