miércoles, 28 de enero de 2009

Sándor Márai

































Este año Jesse Jackson, un hombre de color, se ha presentado a las elecciones presidenciales estadounidenses. Todo un cambio respecto a cuando llegamos al país hace treinta y dos años: por entonces semejante eventualidad habría sido impensable. En las últimas tres décadas la población negra ha avanzado increíblemente en América, no se ha "emancipado" pero ha alcanzado puestos que habrían sido impensables en la primera mitad del siglo.


Diarios 1984 - 1989
9 de enero de 1984

1 comentario:

Bea dijo...

1984 y podría haberse escrito ayer